Se acelera el desarrollo de rodamientos para aplicaciones en altamar

rodamiento para barcos de alta mar

Se acelera el desarrollo de rodamientos para aplicaciones en altamar

Cada vez crece más la demanda de turbinas eólicas para altamar. Es en este contexto que se deben mejorar los rodamientos que aquellas usan para que sean resistentes a las exigencias de este escenario. En 2019, SFK marcó un nuevo hito al lograr acelerar hasta 30 r.p.m. su rodamiento SFK Nautilus en su Centro de Pruebas Sven Wingquist, en Alemania. Aquí te contamos más sobre este banco de pruebas, considerado el más potente del mundo.

El SFK Nautilus

rodamiento para barcos de alta mar

Se trata de rodamientos que alcanzan hasta los 4 metros de diámetro exterior y tienen un peso de 14 toneladas. Se ha previsto que la vida útil de estas piezas es de 20 años. Este es empleado como el rodamiento principal de turbinas eólicas en altamar.

El banco de pruebas Sven Wingquist

rodamiento para barcos de alta mar

Es una instalación creada con la finalidad de probar en ella rodamientos de hasta 6 metros de diámetro exterior, tanto en condiciones normales como extremas. De esa forma se puede asegurar el funcionamiento de estos y que cumplan con los requisitos exigidos por el sector. 

Actualmente, dicha instalación cuenta con un banco de pruebas que es capaz de reproducir todas las cargas que pueda experimentar un rodamiento en cuestión de minutos, semanas o meses. Como se ve, se trata de un programa de pruebas acelerado que permite el ahorro de tiempo, dinero y energía. 

El banco cuenta con sensores inteligentes desarrollado por SFK, los cuales permiten conocer las condiciones existentes en el interior del rodamiento, por ejemplo, la carga o la velocidad con que giran los rodillos. Los resultados obtenidos con el banco de pruebas han sido comparados con las mediciones de las simulaciones hechas por la empresa, dando como resultado una correlación positiva, lo que permite a SKF seguir avanzando en el desarrollo de capacidades de prueba y simulación. 

La aceleración a la que se llegó con el rodamiento SFK Nautilus (30 r. p. m.) permite marcar el límite de la capacidad del banco de pruebas. Para lograr la aceleración de 0 a 30 r. p. m. el MSTR es capaz de aplicar hasta 880 kW. El alcance de la mayor velocidad de giro permite reducir la duración de las pruebas y, al mismo tiempo, realizarlas en condiciones extremas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *